Opinión

Picture of Redaccion

Redaccion

El señor Feijoo, el parque móvil y la Agenda 2030

Por: Francisco García Montoya.

En los últimos meses el señor Feijoo viene repitiendo machaconamente que hay que achatarrar, que quitar de la circulación, todos aquellos vehículos de más de 10 años de antigüedad y las razones que da para adoptar esta medida es que el parque móvil nacional es uno de los más envejecidos de Europa y que así ayudaríamos a conseguir el objetivo para el 2030 de cero emisiones de CO2 que preconiza la dichosa Agenda 2030. En este escrito voy a analizar esta propuesta del señor Feijoo suponiendo que se refiera únicamente a los turismos.

Los datos que ofrecen los fabricantes, las aseguradoras y otros organismos varían bastante, pero ciñéndonos a los que aporta la DGT para 2021 podemos decir que en España había para ese año algo más de 37 millones de vehículos de los cuales 25 millones eran coches (turismos). Según la patronal de fabricantes (ANFAC) el 63,7% tenía más de 10 años lo que supone la friolera de 15.925.000 coches que según el señor Feijoo habría que achatarrar. Mucho coche me parece.

El que España sea uno de los países de Europa con el parque móvil más envejecido puede ser debido a que es uno de los países más empobrecidos del viejo continente a causa de la mala administración que los políticos que nos gobiernan han puesto en práctica, a lo que hay que añadir la corrupción que tenemos que soportar. Al ser cada vez más pobres hemos de agotar nuestros vehículos al máximo, caso paradigmático de este tipo de envejecimiento es lo que sucede en Cuba donde los únicos vehículos nuevos son los de la policía y los de los demás cuerpos represivos, bueno y por supuesto, los de los políticos. Si tuviésemos unos políticos que se desempeñasen como auténticos, eficientes y honrados servidores públicos que en lugar de pensar únicamente en su trasero y/o en los intereses de su partido, y/o en servir a intereses supranacionales como los que representa la fatídica Agenda 2030 que ninguno hemos votado y que tiene su origen en los intereses de los psicópatas oligarcas multimillonarios globalistas del club de Bildelberg y del Foro de Davos. Si en lugar de pensar en eso se centrasen en resolver los problemas reales de los ciudadanos facilitándoles la vida veríamos rejuvenecer el parque móvil del país a velocidad de vértigo porque tener un coche nuevo gusta mucho. Puede que el señor Feijoo no entienda esto porque lleva más de 14 años viajando en coche oficial que pagamos entre todos los españoles y renovando sin necesidad la flota de vehículos cada pocos años por supuesto a nuestra costa.

No sé si el señor Feijoo habrá pensado en el quebranto económico que una medida como la que él propone supondrá para los ya empobrecidos ciudadanos muchos de los cuales se verán forzados a cambiar de vehículo porque para mucha gente su coche es su instrumento de trabajo y lo habrán de pagar con el dinero de sus bolsillos porque estos no son los coches oficiales, y en caso de no poder afrontar los gastos se arruinarán pasando de ser de los que aportan a las arcas del Estado a los que dependen de las arcas del Estado. Además, ¿qué pasará con los talleres mecánicos que viven de arreglar coches viejos que son los que se estropean? ¿Y con los suministradores de piezas de repuesto? ¿Y con las chatarrerías? Porque el señor Feijoo debe saber que una gran parte de las piezas que se reponen en los talleres mecánicos son de segunda mano y proceden de las chatarrerías.

El señor Feijoo es evidentemente un inculto (en Ciencias) y debería apañarse unos buenos asesores (por supuesto pagados por nosotros los contribuyentes, pero en esta ocasión lo haríamos con gusto) que le informasen que el eslogan “Cero Emisiones” fue creado por activistas políticos de izquierdas y no por científicos, esto comenta alguien tan bien informado en el asunto como Patrick Moore, cofundador de Green Peace.

Alguien debería explicarle al señor Feijoo que el CO2 constituye el 0,04% de los gases de la atmósfera, es decir, prácticamente es nada a efectos del calentamiento global y del efecto invernadero; compárese ese porcentaje con el del nitrógeno que supone el 72% de la atmósfera y el oxígeno el 21%. De ese 0,04% la parte debida a la actividad humana es aún más insignificante. Por tanto, no hay ninguna urgencia en reducir las emisiones de CO2 causadas por el hombre porque realmente no hay emergencia climática y en esto último me remito también a declaraciones de Patrick Moore.

Igualmente, habría que explicarle que la idea del “calentamiento global causado por el hombre” es un paradigma falso porque el clima del planeta está gobernado por la energía procedente del Sol y por la radiación cósmica que regula la nubosidad global, y que el principal gas de efecto invernadero no es el CO2 sino en vapor de agua.

También alguien debería informar al señor Feijoo que históricamente los tiempos de calentamiento global han sido las épocas más florecientes de la historia de la humanidad. Los periodos fríos siempre han supuesto malas cosechas, hambrunas, debilitamiento general de la población y consecuentemente grandes y graves epidemias que se extendían como una mancha de aceite por todos los países.

Hace muy poco el señor García Margallo afirmaba rotundamente en un programa de televisión que “la Agenda 2030 es la biblia” y como este señor es un miembro destacado del PP hay que pensar que esta idea es el pensamiento oficial del Partido Popular. La verdad es que leyendo los objetivos principales de esta agenda así lo parece, pero leyendo los subobjetivos que conducen a los principales a uno se le ponen los pelos de punta porque supone el fin de la soberanía de las naciones, de la familia y de la libertad individual. En fin, supone la imposición del totalitarismo global. Todo el mundo debería leer su contenido con atención porque su imposición conduce al fin de las naciones y de todo lo que consideramos que dignifica al hombre.

Si el 23 de julio el señor Feijoo gana las elecciones no nos debe de extrañar que una de sus medidas estrella sea esta de achatarrar los vehículos de más de 10 años de edad, es decir, alrededor de 16 millones de coches por supuesto a costa de nuestros propios bolsillos. Y lo hará siguiendo las indicaciones de la fraudulenta Agenda 2030.

Suscríbete al boletín
Encuestas

¿Necesita Cabra un espacio de ocio juvenil?

Cargando ... Cargando ...
Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
RELACIONADO
RELACIONADO
0
Nos encantaría saber tu opinión!x