El colegio ‘Virgen de la Sierra’ empieza el curso escolar envuelto en la polémica

Redaccion

Redaccion

El colegio “Nuestra Señora de la Sierra”  ha vivido  en la mañana de hoy jueves 10 de septiembre, la única incidencia registrada en el comienzo del curso escolar en la provincia de Córdoba, al no entrar en sus  aulas los aproximadamente medio centenar de alumnos de 5º de Primaria, al no estar sus padres de acuerdo con la medida impuesta desde el centro con la ratificación de la inspección de la delegación territorial de Educación, de reagruparlos tras unos problemas de convivencia y de presuntos casos de acoso que durante dos cursos, se han venido viviendo.

Negativa de los padres a aceptarla por no haber sido informados en todo este tiempo y de los que sólo el director del colegio los puso al tanto el pasado 2 de septiembre en una reunión en la que indicó al menos tres presuntos casos de acoso, aunque según el informe redactado por la orientadora educativa no se recogían y que la medida del reagrupamiento, la había impuesto la delegación territorial.

Como consecuencia, los padres elevaron el pasado día 3 un escrito ante la delegada territorial, con más de setenta firmas, mostrándole su total desacuerdo con la medida y que a lo largo del pasado curso se había aplicado a los menores un programa de Educación Emocional, del que tampoco habían sido informados, ni de su desarrollo ni de sus conclusiones. En el escrito además le expresan su preocupación por haberse tratado a los pequeños como “presuntos acosadores” y haberse considerado a los padres como “meros objetos pasivos en lo referente a la educación de nuestros hijos”.

Los pequeños acompañados de sus padres, estuvieron en la mañana de hoy jueves, cerca de dos horas en el patio del colegio, esperando noticias de la reunión que un grupo de padres mantuvo con la inspectora, la orientadora y algunos miembros de la dirección del centro, para tratar de llegar a una solución que no signifique el reagrupamiento, no recibiendo respuesta contraria ni aún cuando se les solicitó que la reconsideraran.

A esos problemas de convivencia y de presuntos casos de acoso se une lo que los padres dieron a conocer como una supuesta  acusación de racismo en las redes sociales.

Posteriormente los padres se reunieron con el alcalde de la ciudad, Fernando Priego, para informarle de lo que están viviendo, señalando éste que tratará de tender puentes con la responsable de la delegación territorial al objeto de encontrar vías de diálogo y de consenso.

Por último los padres han dado también a conocer que están estudiando otra serie de medidas y acciones a emprender.

Suscríbete al boletín
Encuestas

¿Necesita Cabra un espacio de ocio juvenil?

Cargando ... Cargando ...